en Sin categoría

El pasado fin de semana del 15 de octubre nos fuimos hasta Tarragona, a Mas Aragó, la hípica de nuestros abnegados amigos Sònia Romera y David Carceller, para asistir a un ‘Seminar’ de Horsemanship y solución de problemas, impartido por Joan Antón Vendrell, venido como en otras ocasiones desde su rancho de Texas, TC Ranch Ventures. Al llegar el viernes a eso de las 8 de la tarde a Mas Aragó, estaban esperando a Joan Antón, recién llegado al aeropuerto, para que les ayudara a traer en el ‘van’ a un caballo de los que iban a asistir al ‘seminar’ al día siguiente, que tenía problemas habitualmente para subir al remolque. Nada más llegar y sin apenas tiempo para los saludos de rigor, allá que se fueron hasta Salou, que no es que esté muy cerca, a cumplir con la misión, o sea a empezar a solucionar problemas con caballos. Naturalmente y según nos contaron después, el caballo, tras unos ejercicios con J.A. Vendrell, montó en el ‘van’ sin muchos problemas y todos emprendieron el camino de vuelta a Mas Aragó, donde cenamos en familia antes del reparador descanso nocturno en la casa rural del centro hípico.

Al día siguiente y con la participación de unos trece inscritos en el curso, comenzó puntualmente el ‘Seminar’ en el ’round pen’ o corral redondo, donde Joan Antón hizo distintas demostraciones de sus técnicas para domar caballos o solucionar los distintos problemas que suelen presentar estos, haciendo hincapié siempre en la seguridad a la hora de tratar con un caballo difícil y sobre todo en hacer que el caballo comprenda lo que se le pide y conseguir que lo haga de buena gana fomentando su natural curiosidad por aprender.

Trabajó distintos caballos de Mas Aragó y por supuesto el caballo que tenía problemas para entrar al remolque, moviéndolos en libertad por el corral y también con sus cuerdas largas, analizando los distintos comportamientos que presentaban. Además hizo una demostración de cómo trabajar a un caballo desde otro caballo, que según dijo, da más confianza al que se trata de enseñar.

Tras la comida en el cercano restaurante ‘La Sort’, donde Joan Antón contó diversas anécdotas y experiencias como su participación en el reciente concurso de Fort Worth, se visionó un ‘Power point’ sobre el comportamiento equino y más tarde se pasó a la ‘pista de obstáculos’ que David Carceller, nuestro anfitrión, había preparado días antes. Vendrell hizo que los distintos caballos fueran pasándo los diferentes obstáculos sin mayores problemas.

Espectacular era el foso con agua y que fue el obstáculo del que más recelaban los animales. No obstante todos acabaron cruzándolo sin problemas.

Después llegó el turno de los participantes en el ‘seminar’ que fueron probando con más o menos acierto a mover a los caballos por esta pista-americana equina, aconsejados y dirigidos por Joan Antón.

Como colofón del cursillo, la propietaria del caballo que tenía problemas para entrar al ‘van’ lo introdujo en este a la primera, siguiendo las indicaciones de Vendrell, que previamente y tras pasar por la pista de obstáculos ya le había enseñado a entrar. Hay que decir que al día siguiente cuando embarcaron al caballo de vuelta a su hogar, lo hizo sin problemas de ninguna clase.

Se dio por finalizado el ‘seminar’ con una ronda de preguntas y dudas de los participantes que quedaron muy satisfechos y a la espera de posibles clínics posteriores.

Una vez terminado el ‘día lectivo’ celebramos, otra vez en familia, una exquisita barbacoa con los magníficos ‘txuletones’ que habíamos traído desde Euskadi de parte de Josu Zarraga, feliz propietario de ‘Cash R Chic’, un buen caballo QH especializado en Cow Horse y Reining que estuvo alojado una temporada en Mas Aragó.

Al día siguiente, después del opíparo desayuno y antes de partir de vuelta a casa, todavía tuvimos la oportunidad y el placer de asistir al clínic ‘Horsemanship para niños y adolescentes’ que impartió Joan Antón a varios alumnos de Mas Aragó, dos de ellos con necesidades educativas especiales . Había que verles cómo movían en libertad al paso, al trote y al galope, paraban y dirigían por el ’round pen’ a ‘Cuca’, una yegua QH de tres años, siguiendo las indicaciones y las técnicas de Vendrell al pie de la letra. Cómo disfrutaron viendo que el animal les hacía caso y qué satisfechos quedaron. Como nosotros viéndoles.

Entradas recientes

Déjanos tu comentario ¡únete a la conversación!